Trucos de aplicación de bases para piel mixta

Chicas, para que andamos con vueltas, sabemos que para que un maquillaje luzca perfecto la base es primordial. Actualmente existen muchos productos vigentes en el mercado entre los cuáles podemos elegir el que mejor se adapte a nuestro tipo de piel. Hoy les daremos trucos para aplicar bases para piel mixta ¡imperdibles!

Primero que todo debes tener en cuenta el tipo de base de maquillaje que vas a necesitar. Esto es, dependiendo de si lo que quieres es cubrir imperfecciones, aportar luminosidad y verte más más natural o a lo mejor lograr que tu rostro luzca más suave. 

En segundo lugar debes conocer tu tipo de piel: grasa, seca o mixta. En el momento en que vayas a elegir tu base fíjate bien en su descripción o pregunta a alguien que sepa del tema cuál es el la que mejor se adapta a tu tipo de piel.

Ahora que ya tienes la base de maquillaje que realmente es para tu piel debes dejar tu rostro impecable. Justo antes de que la apliques, limpia tu piel para ayudar a los poros que estén tapados y también para eliminar la contaminación acumulada. 

Cuándo empieces a aplicar tu base, trata de que sea con poca cantidad y de a poco vas agregando más hasta lograr la cobertura adecuada. Aquí el truco es solamente usar la base en el lugar que la necesites para obtener un resultado natural en tu rostro de piel mixta.

Nosotras te recomendamos elegir la base de maquillaje Fit Me. Nos gusta porque ayuda a afinar y matificar los poros en pieles mixtas. Además y lo más importante es que controla el molesto brillo que a veces aparece en rostros con piel mixta y ofrece un acabado bastante natural. Anímate y empieza a usarla ¡ya!

Para la aplicación de la base de maquillaje en una piel mixta lo mejor es aplicarla en el centro del rostro, ya que, en esta zona existen más manchitas y se enrojece fácilmente. Ahora aplica un poco de base en ambos lados de la nariz, en el centro de la frente y de la barbilla. Y por último debes extenderla y difuminarla de adentro hacia afuera de la cara. 

Da lo mismo si usas una brocha o las yemas de tus dedos, debes aplicar siempre la base de maquillaje dando un movimiento punteado con leves toques. Trata de tener cuidado y de no frotar la piel, porque si no moverás la base y a lo mejor te quedan marcas. 

El corrector nunca debe faltar en un bien make up de rostro. Así que aprovecha y aplícalo en las partes donde no usaste suficiente base, como por ejemplo, las orejas, manchas o granitos. Ahora mézclalo con la base de maquillaje y ¡listo! tu piel se verá resplandeciente. 

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.